Algo mas desde mi balcon

desde mi balcon en la Habana

El atardecer puede ser diverso y mágico sobre la ciudad de La Habana

Será que aun puede haber belleza sobre la Habana.

Si, hay atardeceres diversos y mágicos sobre la ciudad que ayudan a limpiar el alma de pesares y angustias con sólo levantar la mirada del suelo, más arriba de las calles, de los edificios.

Desde mi balcón se puede ver como Dios pincela el cielo habanero con nubes de colores y formas abstractas.

desde mi balcon en la Habana

Dios pincela el cielo habanero con nubes de colores y formas abstractas.

Al ver estos, un silencio mental embarga.

Olvidamos momentaneamente todo lo que nos preocupa. ¡Que suerte la de ser humanos! Podemos admirar, sorprendernos.

Aunque no sé si mi perro puede entender mucho más que yo lo que le rodea; posiblemente no a los humanos, que no nos entendemos ni a nosotros mismos. Eso pienso sobre todo cuando le hablo y me mira con sus ojos grandes llenos de dudas.

Advertisements
Posted in La Habana | Leave a comment

Felices los que saben amar

A veces nos alejamos de los que nos hacen daño, no porque no valoremos lo bueno que nos hacen, sino porque reconocemos que lo malo es demasiado para nosotros. Asi que aun alejándonos demostramos capacidad de amar porque evitamos algo peor; lo que es bueno para todos.

Posted in pensamientos | Tagged , , , , , , , | Leave a comment

Desde mi balcon

Me recuesto en el borde. Los brazos me escuecen, la rugosa superficie de cemento me raspa la piel.

Esa parte del muro del balcon no es la original, ni siquiera es recostruida, fue reparada como se pudo. Por ahi bajo volando mi tio cuando lo rompio al recostarse para empujar con los pie la puerta del cuarto que daba al balcon. La niña habia cerrado el cuarto al salir. Tio intentaba abrirlo por ahi pero lo único que logró fue caer para atras en una caida al vacio hasta llegar a la calle dos pisos abajo. La niña y mi tia estaban a su lado.

Cuenta mi prima Tere que venía del trabajo, que llegando a la esquina vió como su padre caía del balcón dando volteretas como un acróbata. Por suerte cayó de pie y aunque sus piernas se quebraron no perdió la vida.  Esa escena de tio cayendo del balcon, mi prima en la esquina, la niña y mi tia mirando al vacio, quedo grabada en un cuadro de la artista cubana Alicia Leal; a ella y a su esposo el pintor Juan Moreira les hice el cuento en una visita que les hicimos el también pintor Juan Vazquez Martin y yo a su linda casa del Vedado en la Habana.

Posted in Cuba | Tagged , , , , , , | Leave a comment